+375447788087
info@joserepetitor.co

Momentos: Edgar y sus alitas

recursos para el aprendizaje del español como lengua extranjera

Compartimos con Rafael, Edgar y Moisés, sus experiencias al aprender ruso.

Presentamos, a continuación, la transcripción del vídeo.

– Interesante
¿Cuál fue tu primera palabra?
Y la segunda pregunta, me gusta
¿Recuerdas tu primera palabra?
– Mi primera palabra en ruso era: "это"
"это" me servía para todo
– Una cita a ciegas: "это"
– Y, por ejemplo, ¿recuerdas cuando empezaste a aprender ruso, alguna palabra, alguna frase?
– Los saludos primero.
– Saludos
– La pronunciación de las letras.
– Muy académico
– Yo recuerdo que unas de las frases que yo aprendí fue “te amo” (en ruso)
Porque quién me enseñó…
– ¡Ay, qué lindo!
– ¡Qué romántico!
– Fue una chica, yo estaba en Venezuela, y no sé, yo le preguntaba
¿Cómo se dice: te amo?
Pero yo no tenía ni idea cómo se escribía o cómo… nada
Solo con… oír
– A mí me paso una vez que aprendí la palabra “alitas” (en ruso)
– Poco a poco, calma
– Porque estaba en un restaurante
Yo no sabía nada de ruso
Entonces había un restaurante de árabes, por la Academia Nauk
Hace tiempo, que daban unos guantes.
Era el mejor pollo que existía, creo, en Minsk
Y, pero yo no hablaba nada de ruso, y estaba en la cola, y siempre había mucha gente
Entonces me paro en la cola, y tú tenias que decir:
Pero yo no sabía que… ¿cómo era? ¿no?
Y siempre pedían por mí, mis amigos que vivían antes
– ¿Ya no viven?
– Que vivían antes en Bielorrusia, están vivos
Y después, ese día voy solo
– Sudando, nervioso
– Y yo digo, bueno, quiero comer.
Tengo que comer ese pollo
Y voy en la cola, y había mucha gente, y rápido y rápido
Y entonces como los bielorrusos comúnmente
– Muy amable
– Con las chicas, sí
– Y entonces me dicen: ¿Qué quiere? ¿Qué quiere?
Y yo le digo, este, el pollo, no
Entonces, me hace así como ¿qué parte?
– No hay nadie…
– Yo, comienzo hacer así, ¿no?
Y el tipo me hace como: ¿qué? ¿qué le pasa?
Y yo le hago…
Y, después le hago…
– Perfecto
– Las alitas, las alas
– Pero… Y da es vergüenza, porque mucha gente, entonces…
– No entiendo
– Casi que vuelo ese día
– Y probamente, en algún lugar de Minsk, hay alguien contando la misma historia.
Un cajero: una vez…y yo entendí, pero yo decía: ¡¿Qué?¡
– Le pregunté si era loco o idiota, pero no me entendió
– Y él hizo más fuerte…
– Y entendió que estaba loco
.

 

¿Quieres ver más videos como este? Haz clic aquí

Suscríbete a nuestro canal en YouTube

Producción general
José Piñero
info@joserepetitor.co

 

A %d blogueros les gusta esto: